26 de enero de 2017

Dos bufandas más


La foto de arriba corresponde a la bufanda de mi hija I. Nunca le ha gustado llevar bufanda, un poco por culpa mía (no me parece un accesorio muy adecuado cuando son pequeños, porque suelen jugar a estirarse de ellas), pero ahora que ya es mayor le empiezan a gustar. Eligió las lanas y quiso hacerla ella, pero solo la parte de tejer. Siempre que me ve enhebrando la urdimbre en el peine del telar me dice "pero ¿de verdad te gusta hacer esto?" jaja. Pues la verdad es que al principio, no. El urdido y el enhebrado  me resultaban un incordio porque estaba deseando empezar a tejer, pero ahora es una parte que disfruto tanto o más.
La urdimbre es una lana matizada, y la trama es la que me sobró del echarpe. 

Y la siguiente es la bufanda de mi contrario. Su única petición es que fuese negra, así que la tejí con saltos de trama y urdimbre para darle textura y que no se me hiciese tan aburrido. Es el mismo patrón que ya hice antes, aunque entonces combinando dos colores.

Si nos constipamos este invierno, no será por no abrigarnos 😉

1 de enero de 2017

Bufanda "Lluvia"

Me quedaba este proyecto pendiente de mostrar por el blog. Es una bufanda a la que he llamado "Lluvia" porque sus tonos me la recuerdan, y porque la tarde que la empecé a tejer era lluviosa.

Me la encargó una buena amiga, a ciegas de lo que saldría. Solo me dijo "azul... o rosa... colores claros..." y a volar.

Así es como quedaba el tejido durante el proceso de tejido en el telar. Pongo esta foto para que se vea la diferencia con el producto terminado. Muchas veces no sabe uno bien lo que saldrá al relajar la tensión y lavar el tejido. Poco a poco voy aprendiendo a preveerlo.

A mí me ha gustado mucho lo que ha salido, y creo que a ella también 😉
[Blogger ha añadido emojis ¡qué peligro!]
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...