7 de marzo de 2016

Tutorial: reparar un fallo en el enhebrado del peine


Hemos hecho nuestra urdimbre, hemos enhebrado con suma paciencia el peine entero, hemos tensado, y al ponernos felices a tejer ¡oh, sorpresa! nos hemos saltado un orificio.  ****** [que cada quien sustituya los asteriscos por la palabrota de su elección]. Lo primero que pense ---no, mentira, lo primero fueron los asteriscos- lo segundo que pensé fue: voy a hacer fotos, preparo tuto, y le doy utilidad a este fallo.

Una puntualización: cuando se sigue un patrón particular, como pueda ser en el barracán o en el pied de poule, por desgracia no hay más remedio que desbaratar todo, reparar el error, y volver a tensar. Pero si no importan el orden ni el color, la solución es infinitamente más sencilla.

Lo primero es medir un hilo algo más largo que nuestra urdimbre, y pasarlo por el agujero que faltaba. Si, como me ocurrió a mí, ya hay unas pasadas tejidas, con ayuda de una aguja lanera se pasa en su orden correspondiente por encima y por debajo de éstas. 



Si aún no se había empezado a tejer, simplemente se ata junto al resto en el rodillo delantero y listo. La hebra que queda del peine hacia atrás (foto de la dcha.) se puede enrollar en una pinza para que no se nos enrede, y se deja colgando por detrás del rodillo posterior.


Esto es la parte posterior del telar. Hay que conseguir que ese hilo que estamos reparando tenga una tensión similar al resto de urdimbre. Para ello basta con ponerle algo de peso. Lo que se ve en la siguiente foto es una simple bolsa con algunos tornillos dentro.

Visto desde la parte posterior del telar
Cada vez que avancemos el tejido hay que soltar parte del hilo de la pinza, pero es una molestia minúscula comparado con desmontar el telar entero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...