17 de febrero de 2016

Bufanda Titán

No soy buena poniendo nombres, así que me voy a lo fácil. Que la lana en cuestión se llama "Titán", pues adjudicado.

Los ovillos fueron un regalo sorpresa de estas navidades. (Edito: el fabricante es Lanas Stop y, como decía antes, se llaman "Titán"). Son una preciosidad, tanto por la variación de color como por la textura, ya que en algunos tramos apenas tiene torsión. Me enamoré de ellos nada más verlos.

Al principio no sabía muy bien en qué usarlos. Lo único que tenía claro es que iban a ir al telar. Por el grosor no eran opción para urdimbre, y posiblemente no hubieran soportado la tensión, así que busqué un acrílico que se acercara a alguno de los tonos. 

Para que se dejara ver bien la textura de la lana, decidí enhebrar el peine de una forma poco convencional. De las ranuras usé una sí, otra no. Y en los orificios,  dos sí, dos no. 
Aunque se ve azul en la foto,  en realidad tira mucho más a verde.
De forma que con el lizo en descanso hay grupos de tres hilos seguidos y uno solo enmedio.

Después del lavado solo se aprecia donde la trama es gruesa, pero le ha añadido un toque curioso al acabado.

Ha quedado una bufanda enorme y muy calentita. Y con flecos, por supuesto ;)



2 comentarios:

  1. Andaaaaaa pues si que le has sacado partido a la lana de cabra del Himalaya :D :D :D
    Está muy chula niña
    Muxus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De cabra del Himalaya, nada. De oveja, güena, güena ;P

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...