17 de enero de 2015

Dos nuevos proyectos y un desastre

El nuevo proyecto es un ¿chal? No sé si es el término adecuado. Aparece en el libro "The Weaver's Idea Book" (página 74) y llevo tiempo con ganas de hacerlo. 

Hace tiempo compré una lana mezcla de alpaca y acrílico, que no es del grosor recomendado en el libro, pero que voy a usar igualmente. Lo mismo acaba también en desastre... espero que no. Me daría muchísima pena malgastar estos ovillos.

El segundo nuevo proyecto es hacer llaveros de urdimbre vista. En Ravelry hay un grupo de telar de cintura que lleva Laverne Waddington. Sigo a esta mujer desde hace tiempo y su blog me ha inspirado en muchas ocasiones para probar esa forma de tejido, aunque no he tenido mucho éxito de momento (es frustrante, pero se me resiste). Ha organizado un WAL (Weave ALong, si conocéis el término SAL para labores, esto es igual pero con tejido a telar; o sea: un trabajo en grupo) para hacer llaveros, y me he líado la manta a la cabeza.

Y ahora, sí... el desastre. Y parecía sencillo, oiga...
He intentado hacer el "ojo de guanaco", que es típico de tejidos de Sudámerica. Creo que "guanaco" es como llaman a la perdiz. Lo mío ni ojo, ni perdiz, ni ná...
Un horror.

Al menos creo que sé dónde he fallado esta vez. Hice la urdimbre pensando en esto del blog de Laverne (de quien hablaba antes) y cuando no salió, decidí aprovecharla para el dichoso "ojo". Evidentemente, no era la forma correcta de urdir para ese proyecto. Yo y mi manía de aprovechar todo...

2 comentarios:

  1. Venga que al final te saldrá el guanaco, la perdiz y sin estirarte de las plumas. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ya verás como lo consigues y seguro que te quedará el chal muy acogedor, la mezcla de colores es muy bonita..
    Besicos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...